jueves, 8 de noviembre de 2007

Maquillaje

Hasta ahora siempre lo hacíamos igual. Yo le pintaba a él con negro el contorno de la cara, y luego rellenábamos por dentro del color que quisiéramos, hoy a mi me tocó de amarillo. El caso que hoy busqué por la web y él quiso ser Spiderman, así que, malamente pero fue Spiderman. A mi me pintó él todo lo amarillo y la boca de rojo. Es muy entretenido, se concentra muchísimo y aprende a ser más preciso con los trazos, es increíble lo que ha mejorado.





3 comentarios:

Marta dijo...

Nosotros nunca nos hemos pintado la cara, sobre todo por el cómo se quitará? pero algún día de estos tontos probaré, ;-)

Neus dijo...

Me encanta
Nosotros tambien lo hacemos, pero eso tu ya lo sabes, claro ;)
Es muy sencillo de quitar, Marta, con toallitas desmaquilladoras se va requetebien, por experiencia

LaPeRa dijo...

Sí, Marta, y si no tienes desmaquilladoras, como es mi caso, con las típicas toallitas de limpiar a los bebés. Eso sí nosotros antes de la sesión una buena capa de crema. Anímate y prueba.